divendres, 24 de març de 2017

Pruebas cutáneas para alergias

Hace tiempo que no publico y no se debe a que no siga conviviendo con mis alergias. Hoy escribo sobre mi experiencia con la última prueba de alergias que me hicieron hace unos días.

Me han rasgado un montón de veces un poquito la piel del antebrazo para añadir diversas sustancias con el fin de diagnosticar las posibles alergias. Casi siempre salgo con toda mi ristra alimentaria, de contacto y respiratoria: huevo, frutos secos (en especial el cacahuete), pescado, marisco, patata, carne de cerdo, lana, gato, artemisia, gramíneas, ácaros y creo que no me olvido ninguna.

El caso es que la última vez que fui al médico le expliqué que las harinas blancas y los lácteos me sientan fatal y que desde que los evito, funciono mucho mejor: es decir, a parte de mis eccemas crónicos, no estoy sentada en la taza de váter expulsando lo que mi metabolismo dice que no quiere.

Me hice unas analíticas en las que IgE salió bastante elevado y después las pruebas cutáneas (Prick test). Resultado: según las pruebas, no tengo alergias alimentarias, pese a que cuando como rape, se me hinchan los ojos y se me pone cara y morros de rape. Le dije al médico que me sorprendían esos resultados y me dijo que si quería podíamos repetirlas con un trozo de rape directamente sobre la piel o que incluyera los alimentos a mi dieta a ver qué pasaba.

Ya le digo yo lo que me pasa sin hacer más experimentos que los que ya hago yo habitualmente: que me salen unos eccemas que no puedo ni doblar los brazos, a veces hasta me cuesta sonreír y muchas otras no puedo evacuar sin morirme del dolor que me produce tener la piel irritada a causa de una reacción alérgica. 

Conclusión: no me vuelvo a hacer más pruebas para confirmar lo que ya sé. Hay alimentos que mi cuerpo no tolera, digan lo que digan los resultados.

dissabte, 7 de febrer de 2015

Evolución de mi dermatitis

Ya está. Mi piel ha vuelto a la normalidad. He pasado dos días haciendo dieta estricta y bebiendo muchas infusiones no excitantes. El helicriso sólo lo tomé el primer día. Después tomé té blanco y caldo de verdura verde con pollo.

Ayer ya tenía la piel bien, después de la aplicación de corticoides el jueves, me desperté sin hinchazón y con la piel muy seca. Así que apliqué vaselina para hidratar y que no se abriera. Aún así tuve que estar atenta a la comisura de los labios y aplicar constantemente vaselina. La verdad es que me fastidia bastante tener que tirar de un derivado de hidrocarburos (vaselina) y de fármacos sintéticos. Así que voy a seguir investigando sobre qué alternativas tengo para solidificar la base de aceite líquido y la acuosa de mis cremas caseras.

¡Ojo al uso de derivados de hidrocarburos! No dejan respirar la piel, tapan los poros, etc. Por eso si utilizáis cosméticos que llevan parafinas y aceites minerales tened por seguro que os estáis aplicando una capa impermeable que no permite que la piel expulse toxinas ni respire.

Espero escribir de nuevo sin volver a padecer otro de mis brotes. Aunque ya sabéis que esto de las alergias es crónico... Aquí veréis imágenes de mi reacción...

dijous, 5 de febrer de 2015

Coulant de chocolate sin huevo ni frutos secos

Esta sí que me ha quedado rica. ¡¡Mi coulant de chocolate sin huevo ni frutos secos!!

No le hice ninguna foto, pero prometo que la próxima vez, hago una.

La harina de garbanzo junto con la leche de soja sustituyen la textura del huevo, así que se puede sustituir la harina de garbanzo por harina de soja o de maíz. El cacao en polvo tiene que ser puro. Mira la etiqueta, no sirve el chocolate para hacer a la taza (suele estar mezclado con harina y con azúcar, la mezcla la queremos hacer en la receta, no en la fábrica). Vigilad de nuevo con la composición del chocolate negro para fundir, si lleva mucha mantequilla, mucho azúcar o muchas harinas la receta quedará diferente.

Ingredientes (para unos 6 coulants en función de la capacidad de los recipientes individuales):

4 cdas. harina de garbanzo
12 cdas. leche de soja
50g cacao en polvo amargo puro (mirad en la etiqueta si lleva harina o azúcar, necesitamos cacao, no mezclas, las mezclas ya las haremos)
100g azúcar glass
90g harina
115g chocolate negro para fundir
100g mantequilla
 

Proceso:

En un cazo fundir el chocolate con la mantequilla a fuego muy bajo para que no se pegue y queme, cuando esté derretido mezclar bien y retirar del fuego y dejar enfriar. 

Mezclar la harina de garbanzo con la leche de soja en otro recipiente hasta que se deshagan los grumos. Debe quedar una textura viscosa, como la del huevo batido, cuanto más se bate, más viscoso queda.

Cuando la mezcla del chocolate y la mantequilla esté templado, añadir el azúcar y mezclar bien. Cuando esté todo bien mezclado, echar en la mezcla de harina de garbanzo y leche de soja y batir bien hasta que no queden grumos.

Poner la harina y el cacao en polvo en un tamizador y añadir a la mezcla. Volver a mezclar bien y repartir en moldes individuales engrasados. Yo utilizo moldes individuales de silicona que suelo congelar. Así los tengo listos para cuando quiera cocinarlos.

La gracia del coulant es servirlo caliente. Así que unos 20 minutos antes de comérmelos o servirlos, caliento el horno a 220º y cuando está caliente, saco los coulants del congelador y los meto en el horno. Los cocino durante unos 10 minutos para que el exterior quede un poco crujiente y el interior quede líquido. 

Presentación:

Me gusta acompañarlo con una "salsa" de yogur avainillado. Bato un yogur natural para que quede líquido junto con un chorro de vainilla al gusto. Esta salsa es suficiente para 4 coulants, así que necesitaremos 1,5 yogur para 6 coulants. Lo reparto en platos hondos o bols anchos y dispongo encima el coulant. No importa si se rompe el coulant al disponerlo, lo importante es comerlo caliente. 

Si queréis ponerle el toque, podéis ponerle un par de frambuesas u otras frutas rojas con una hoja de menta al lado o encima del coulant.

Dermatitis atópica en la cara: ¡cuidado con el aceite de coco, otros frutos secos y semillas en las cremas caseras!

La verdad es que a mi piel y a mi nos gustaría no publicar este post. Pero esta mañana me he despertado con los ojos y el contorno de los labios así:


 La foto de arriba a la derecha y las de los labios están sin retocar. Con la cámara del móvil, la luz que entraba y haciéndome un selfie, no tenía demasiadas ganas de jugar con la entrada de luz para que se viese la rojez, así que las otras las he filtrado para que se pueda apreciar la rojez. En todas ellas a parte de la rojez, se ve el hinchazón en la parte interior del ojo y en los labios, justo donde se me acaba la arruga de sonreír y en la parte superior de los labios.

Hace unos días que la piel me dice que no estoy haciendo bien algo. Como tengo alergias alimentarias, de contacto y algunas respiratorias, lo primero que pensé es que me había pasado comiendo chocolate.  Llevo desde navidad comiendo cada día un poco de chocolate, además con frutos secos. Así que lo primero que hice fue suprimir "extras" de mi dieta.

Pero la cosa seguía sin funcionar, así que, como se me había acabado la crema, me hice una crema casera con ingredientes naturales con cera de abeja, aceite de coco, aceite de argán, agua de manantial, agua de rosas y unas gotas de aceite esencial de geranio que está indicado para dermatitis y como equilibrante físico, psíquico y emocional.

Después de dos días aplicándome esa crema, hoy me desperté así y lo primero que hice fue lavarme la cara con infusión de avena (1/2 taza de avena en 1 litro de agua) y ponerme crema. Luego me puse a pensar, qué rayos había comido o bebido el día anterior y me dió por pensar en la bebida de soja y me fui a mirar la lengua.

Muy buena pinta tampoco tiene y ayer, a parte de beber infusiones ayurvédicas, con achicoria y leche de soja, sólo comí espinacas con atún en una masa de hojaldre. Podría ser el hojaldre, también. Pero ese color parduzco, me parece más una mezcla de harina de las habas de soja con la achicoria.

 
Pero después de todas estas reflexiones y al cabo de poco de haberme aplicado la crema casera, me empezó a picar de nuevo. Así que se me ocurrió pensar que quizás lo que me estaba acentuando la dermatitis era la crema y me dió por pensar en el coco.

Resulta que el coco es el fruto seco más grande que hay. ¡Yo tengo alergia a los frutos secos! Así que puede que mi reacción alérgica se deba a los excesos de frutos secos ingeridos desde navidad en el chocolate, así que seguiré haciendo dieta. Pero lo que me está acabando de matar es la crema casera. Mirad esto:


También le he añadido un filtro para que se vea bien la rojez del eccema que me ha salido en la piel que hay entre el pulgar y el índice por la zona dorsal de la mano. No me ha salido en ningún otro sitio. Cuando acabo de ponerme crema en la cara, los restos de crema me los suelo poner en las manos y cuando me cogo las manos, la postura es los dedos de la mano derecha cogen justo esa zona de la izquierda y hago un movimiento circular con los dedos de la derecha hacia la uña del dedo pulgar, con lo que la mayor parte de crema sobrante queda en esa zona.

Por el momento, he decido no continuar con la crema casera y he recurrido a la odiada cortisona para uso tópico y he tomado una infusión de helicriso que es un antihistimínico natural que sabe horrible.

Os iré informando de mi evolución. La verdad es que ahora mismo tengo aspecto de monstruito...

diumenge, 9 de març de 2014

Instrucciones básicas para personas que acaban de descubrir que tienen alergias o intolerancias alimentarias

Tu vida ha cambiado, ahora debes dejar de consumir todo aquello a lo que tienes alergia. Reinventa tu dieta, incorpora hábitos más saludables e incorpora nuevas formar de cocinar.
  1. Ármate de paciencia cuando vayas a comprar y lee la letra pequeña:
    Tu organismo ha empezado a detectar componentes tóxicos en los alimentos que solías ingerir y ahora ya no los acepta. Así que si no quieres envenenarte, revisa todos los componentes que llevan los alimentos que vas a consumir. La mayoría de productos se envasan y procesan en plantas que mezclan todo tipo de ingredientes. Algunos ejemplos:

    • Carnes picadas (hamburguesas, albóndigas, etc.): suelen contener harina y huevo.

    • Cremas y sopas preparadas: (vease el punto 2 sobre precocinados)

    • Chocolate: suelen tener trazas de huevo, lácteos y harinas.

    • Helados: casi todos los helados contienen huevo y lácteos. Los helados más sencillos de hielo son los más 'fiables', pero debes leer sus componentes.

    • Jamón dulce o cocido o pavo cocido o mortadela o salchichas frankfurt: suelen contener harinas de orígenes desconocidos, es mejor olvidarse de él y consumir jamón de verdad o cecina si tienes alergia al cerdo (como es mi caso)

    • Queso: suelen contener estabilizantes y espesantes derivados del huevo, harinas y algunos patata.

    • Pasta (espagueti, macarrones, etc.): la mayoría contiene trazas de huevo.

    • Postres refrigerados: si tienes alérgia al huevo, a lácteos, a la harina y/o a los frutos secos, vigila con absolutamente todos los postres. Casi todos contienen alguno, si no todos estos ingredientes. Es mejor que busques recetas por internet para empezar a crear tus propios postres.

    • Salsas: bomba de ingredientes y estabilizantes con letras indescifrables. Derivados de la soja, del huevo, harinas, etc.


  2. Olvídate de productos precocinados o preparados: pizzas, pistos, canelones, ensaladas... Por más sano que te parezcan, suelen llevar un plus de conservantes, de aceites y grasas de calidad dudosa, de potenciadores del sabor y de aditivos que se escapan a tu control y que pueden ocasionarte alguna reacción alérgica. Si no te queda más remedio que consumir alguno, asegúrate que ninguno de los ingredientes te produce alérgia y si es necesario consulta con la persona que lo vende. Si no saben responderte, insiste en que eres alérgicx y que es necesario que sepas que ese producto no contiene ninguno de los alimentos a evitar. Si aún así sigues sin tener la certeza de que ese producto sea adecuado para ti, no lo consumas y elige


  3. Presta atención al pan: el pan debería hacerse de harina, agua, aceite, sal y alguna levadura. Hoy en día el pan está hecho con harinas, levaduras, grasas y conservantes de orígenes diversos. Un lineal de pan de Carrefour en Francia rezaba: atención a personas con alergia, este pan puede contener restos de: pescado, huevo y frutos secos. Recomiendo hacer el pan en casa o comprar pan en una panadería de toda la vida, asegurándonos de consultar con quien atiende el origen de todos los ingredientes del pan. Si no lo sabe, no consumirlo. El pan 'procesado' que venden en todas partes (gasolineras, badulaques, Pans&Co, etc.) es de lo peorcito; debería estar prohibido por su alto contenido de ingredientes no saludables.


  4. Vigila con las 'E', las albuminas, lisozimas, etc.: suelen ser derivados del huevo, de especias, de la leche y en algunos casos del petróleo.


  5. Cocina: haz tu propia repostería, elabora tus platos, reinventa tu forma de comer. Existen muchas páginas web donde puedes encontrar alternativas. En mi caso con mis alergias a proteínas de origen animal (cerdo, pescado y marisco), las webs veganas me han inspirado. He tenido que hacer algunas adaptaciones, también tengo alergia a los frutos secos y a la patata. No puedo decir que siempre tenga éxito con mis adaptaciones, pero ahora prefiero comer en casa que fuera.


  6. Sé curiosx, busca por la red e infórmate: encontrarás experiencias en las que inspirarte y alternativas. Ser alérgicx o intolerante significa tener mayor sensibilidad para detectar tóxicos que todo el mundo ingiere y que sólo nosotrxs tenemos un organismo suficientemente preparado para rechazarlo.

dimecres, 13 de març de 2013

Alergias profesionales

Poco se sabe sobre las alergias profesionales, el INRS (Institut National Recherche et Sécurité) en Francia ha publicado un trabajo sobre estas alergias insidiosas.

Los sectores más perjudicados, según el INRS, son las panaderías, peluquerías, la construcción, el sector de  carrocería, el agroalimentario y la agricultura.

Las principales causas de alergias profesionales respiratorias son la harina; los productos de peluquería; los amonios cuaternarios presentes en desinfectantes, suavizantes y champús.

El Observatorio Nacional de Asmas Profesionales francés examina 6250 casos nuevos cada año.

Los conservantes, biocidas, metales, aditivos derivados del caucho y las resinas epoxi son la principal causa de las alergias cutáneas. Se estiman 17500 nuevos casos anuales y es la octava enfermedad de las patologías profesionales en Francia.

El frío o el trabajo en un ambiente húmedo debilitan la piel y favorecen la alergia cutánea.

dilluns, 11 de març de 2013

Eczema según Martel

El eczema es una infección de la piel superpuesta con zonas rojas que puede aparecer en el adulto como en el niño. Soy una persona hipersensible. No aprendí a amarme y, al temer ser herido, vivo mucho en función de lo que los demás esperan de mí. Tengo miedo de ser abandonada. Si tengo eczema, ya viví una situación de separación muy intensa. Ésta pudo incluso ocurrir cuando estaba en el vientre de mi madre.

En mi vida, tendré tendencia a volver a crear situaciones en que me sentiré separado, particularmente de la gente a quien amo. El eczema “afectando” la piel, lo que a mí me falta, incluso inconscientemente, es el contacto, el tacto de la persona antes de la separación, que ahora perdí o que sólo tengo raras veces. Es pues mi piel que hacía contacto con el otro y, al habérseme quitado este contacto, mi piel expresa su necesidad de estar tocada, bajo forma de eczema.

Esto me lleva a aislarme, a retirarme y a despreciarme. Me olvido constantemente en detrimento de los demás. Concedo mucha importancia a lo que la gente puede pensar de mí o al modo en que me perciben. La imagen que proyecto es muy importante. Tengo dificultad en ser yo. No saber a donde me lleva mi destino me crea mucha inquietud y entonces, me gana la ansiedad. Paso de la desesperación a la rebelión o a la ira. Esta desesperación que “incuba” irrumpirá” por olas.

Todos estos factores reunidos me llevan a vivir una frustración e irritación. Si bien intento complacer a todo el mundo, olvido tener en consideración mis propias necesidades; todo esto para hacerme amar por los demás. Actúo en función de las esperas de los demás en vez de hacer lo que a mí me gusta.

Rechazo a quien soy yo. No me amo como soy, por lo tanto el hecho que la piel que es aparente y que toda la gente puede ver, esté en mal estado, incluso “fea”, confirmará en lo físico cómo me percibo interiormente. Cuanto más me rechazo, más atraigo gente alrededor de mí que me darán la sensación de rechazarme; mi miedo del rechazo se manifestará. Esto me lleva a “emprender la retirada” y a cortarme de la realidad exterior aunque, para mis adentros, lo que deseo es acercarme a la gente. Así puedo estar “irritada” emocionalmente son que esté consciente.

Con el eczema voy a erigir una barrera física entre yo y los demás para protegerme y evitar sentirme amenazado o herido. Sin embargo, en el caso de un bebé, voy a desarrollar una costra de leche porque necesito más calor humano y contacto físico con la gente a quien amo. Sintiéndome “aislado”, manifestaré eczema para acercarme a los demás. Necesito amor y atención.

En el caso de una niña, mi necesidad de ser tocada se manifiesta con el tener contacto piel con piel (en el sentido literal del término) con una persona que me ama sin mantas o prendas que impidan este contacto físico. Sea yo adulta o un niña, esta costra representa lo que debo soltar para por fin volverme yo, este yo escondido desde hace tanto tiempo.

Debo dejar ciertas actitudes, ciertos esquemas mentales para desprenderme de mi pasado y concentrarme sobre las acciones por tomar para realizar mi potencial. Debo aceptarme tal como soy y amarme.

LO QUE A MI NO ME DOY, NO PUEDE SERME DADO, TAL ES LA LEY DE LA RECIPROCIDAD. Identifico pues mis necesidades reales y actúo en función de éstas. Aprendo a vivir plenamente el instante presente, sabiendo que cada gesto que hago hoy forma mi mañana. Adelanto en la vida con confianza.div>